Ficha técnica:

Capital:
Cabezón de Liébana
Población:
700 hab.
Superficie:
81 km²
Densidad:
8,6 hab./km²
Cota máxima:
2.042 m
Cota mínima:
316 m

El municipio de Cabezón de Liébana junto con el de Pesaguero formaba antaño el valle de Valdeprado. El municipio está situado en el centro de la comarca de Liébana, limita con Polaciones, Lamasón, Potes, Cillorigo y Pesaguero.

Actividad económica predominante:

La economía del municipio de Cabezón de Liébana se basa fundamentalmente en el sector primario, concretamente la cría de ganado ovino de carne y en el sector terciario, en el turismo rural.

Fiestas de Cabezón de Liébana:

La Virgen de la Luz, patrona de Liébana (2 de mayo), cuya procesión entre Aniezo y Santo Toribio de Liébana es la más larga de cuantas se celebran en España; el carnaval de Piasca y Cabariezo, que se celebra el domingo anterior al miércoles de Ceniza. Otras fiestas y celebraciones son San Bartolomé en Frama (24 de agosto); San Julián en Los Cos ( 7 de enero); San Hilario en Cabariezo (14 de enero); San Antonio Abad en Cahecho (17 de enero); Las Candelas en Yebas (2 de febrero); Nuestra Señora del Carmen en Torices (16 de julio); Santiago en Buyezo (25 de julio); El salvador en Luriezo (6 de agosto); Nuestra Señora en Lamedo y Perrozo (15 de agosto); San Roque en Piasca (16 de agosto); San Martín en Aniezo (11 de noviembre); Santa Cecilia en Ubriezo (22 de noviembre) y San Andrés en Aceñaba, Cambarco y San Andrés (30 de junio).

Edificios emblemáticos:

Cabezón de Liébana es un municipio rico en patrimonio artístico y arquitectónico. Destaca la Iglesia de Santa María la Real de Piasca, una de las obras románicas más importantes de Cantabria. Además abundan las pequeñas iglesias de los siglos XVIII y XIX. En todos los núcleos del municipio hay interesantes ejemplos de la arquitectura tradicional lebaniega. Pueblos como Aniezo, Luriezo, Cahecho, Torices¿ mantienen sus cascos rurales muy bien conservados. En Aniezo se pueden visitar un puente romano, una pisa y un molino, además de la ermita de la Encarnación, donde se dice que nació el Beato de Liébana.