Fecha de publicación: 20/04/2006

Una provocación jubilar

La compañía Xarxa vestirá el sábado de fiesta las calles de Potes con un espectáculo exclusivo que fundirá luces, sonido, piroctecnia, malabares y personajes y símbolos de Cantabria
Una combinación de luces, sonidos, pirotecnia, malabares, personajes, personalidades y símbolos de Cantabria por las calles de Potes a través del trabajo de 120 personas, entre actores, bailarines y músicos, servirá como inauguración popular del Año Santo Lebaniego. La especializada compañía valenciana Xarxa Teatre es la responsable de este gran espectáculo 'Tierra de Júbilo', que se desarrollará este sábado por la noche en paralelo al concierto extraordinario que se escuchará en el Palacio de Festivales de Santander de la mano de la Orquesta Sinfónica de Bilbao, el Orfeón Donostiarra y varios solistas de primer nivel. Dos magníficas antesalas culturales a la apertura religiosa de la Puerta del Perdón, que se desarrollará el domingo por la mañana en el Monasterio de Santo Toribio.

El espectáculo, cuyo escenario será el centro de Potes -la Torre del Infantado, el edificio contiguo, el río y la plaza y su entorno-, comenzará a las 22,00 horas y durará unos sesenta minutos, aunque ya desde una hora antes la villa tendrá un ambiente especial: se apagará la iluminación eléctrica, que se sustituirá por la luz de las antorchas que se colgarán de los balcones, y repicarán las campanas, que crearán una «dimensión diferente» y que anunciarán que «algo grande» va a pasar.

'Tierra de Júbilo' es un espectáculo único, creado expresamente por Xarxa para la inauguración del Año Santo. El director Leandre Escamilla y su equipo llevan meses preparando este proyecto, para lo que han viajado en numerosas ocasiones a Potes, donde han quedado seducidos por la leyenda del Jubileo. «Recibí hace un año el encargo de Cultura y esa llamada se convirtió en una de las provocaciones más bonitas que han llegado a la compañía. Desde entonces, se han sucedido los viajes a Liébana, las visitas a Santo Toribio y a Potes dentro de un proceso de investigación que nos ha hecho descubrir el Año Santo Lebaniego y una parte del mundo maravillosa», relata con entusiasmo Escamilla.

El grupo de folk Luétiga y los de danzas Nuestra Señora de Covadonga y El Ciliembru pondrán el protagonismo cántabro a un espectáculo de calle que se basa y tiene su sentido precisamente en las raíces y espíritu de nuestra región. «Pretende ser una fiesta del espíritu y de los sentidos con raíces cántabras», concretó el máximo responsable de una compañía que ha presentado su trabajo en hasta 38 países.

Más de 200.000 vatios de luz; 50.000 vatios de sonido; pirotecnia, tanto tradicional como con un puntero componente tecnológico; fuego y proyecciones son algunos de los ingredientes que utilizará la veterana compañía para crear 'Tierra de Júbilo'. «Pero no es un espectáculo multimedia al uso», se empeña en destacar Escamilla, «porque no sólo es luz y sonido, sino que también se concede un gran protagonismo a la parte carnal, actoral y a la danza». Con estas palabras se refiere a personajes cántabros como Jesús de Monasterio, Santo Toribio y el Beato de Liébana o a símbolos como el bisonte de Altamira o la bandera de Cantabria, que desfilarán en la sucesión de números que dan forma y contenido al montaje.

Especialistas

La compañía valenciana Xarxa cumplirá en 2008 su 25 aniversario y, desde su creación, ha presentado por todo el mundo grandes espectáculos multimedia -'El foc del mar', 'Nit mágica', 'Veles e vents', 'Tombatossals'...- en los que innova el lenguaje artístico en la calle. Son montajes eminentemente visuales, sin texto oral, que combinan fiesta y teatro. Y si su trabajo es entendido en todo el mundo sin utilizar una sola palabra es quizás porque su modernidad reside en la actualización del mito, del rito y del folklore, esa magma común sin la cual nada se sostiene, que aparece teñida por la celebración de la fiesta a través del gesto, la piroctecnia y una puesta en escena megalítica aunque profunda, como el mensaje que brota de lo más íntimo del ser humano.

Todas estas características se han podido comprobar en grandes acontecimientos como el Bicentenario de la Revolución Francesa, los Juegos Olímpicos de Invierno de Albertville (Francia), la clausura del Año Internacional del Discapacitado o el Festival Internacional de Teatro de Bogotá, entre otros. Este sábado la cita será en Potes y, es posible, que en algún otro lugar a lo largo de todo el Año Jubilar Lebaniego, porque Javier López Marcano anunció la intención de que Xarxa regrese más adelante con otro montaje.

El consejero de Cultura hizo un llamamiento a todos los cántabros y visitantes porque el espectáculo «va a convertir en una fiesta las calles de Potes, que mutarán a un espacio luminoso, majestuoso y polícromo».