Fecha de publicación: 09/09/2005

El Centro de Estudios Lebaniegos ofrecerá atención a los peregrinos

La comarca lebaniega ha recuperado la iglesia de San Felipe Neri, un antiguo templo, que ha sido modernizado por la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno de Cantabria. La rehabilitación integral de este singular inmueble ha supuesto una inversión de un millón de euros. Tras la realización de las obras en este edificio se han creado nuevos espacios para su uso público.

La comarca lebaniega ha recuperado la iglesia de San Felipe Neri, un antiguo templo, que ha sido modernizado por la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno de Cantabria.

La rehabilitación integral de este singular inmueble ha supuesto una inversión de un millón de euros.

Tras la realización de las obras en este edificio se han creado nuevos espacios para su uso público. La iglesia cuenta con una nave central, las capillas del Evangelio, de la Epístola, bautismal, el oratorio de San Felipe Neri, la torre y una pequeña vivienda comunicada con el templo

La superficie útil de todos los cuerpos es de 646 metros cuadrados.

La nave central, las capillas y la vivienda se han transformado en una sala diáfana y polivalente que está dotada de escenario para conciertos y actuaciones. Esta dependencia podrá acoger exposiciones de todo tipo puesto que cuenta para ello con los elementos de iluminación y soporte adecuados.

Las obras de Enrique Gran y Toni Catani serán expuestas en el Centro de Estudios Lebaniego.

Aunque sin concretar fechas la sala acogerá dos exposiciones programadas, la primera sobre el pintor cántabro ya fallecido, Enrique Gran, y la segunda sobre las fotografías bajo el nombre 'Liébana Infinita' del Premio Nacional de Fotografía, Toni Catani. El antiguo oratorio de San Felipe Neri es ahora una sala de conferencias, centro de comunicaciones y archivo. Esta sala cuenta ya con las últimas tecnologías para conexiones y videoconferencias.

Un tercer elemento arquitectónico añadido es un soportal cerrado por cristales y madera que servirá de conexión ordenada desde el exterior hasta los distintos usos planteados. Dispone de mostrador desde donde se atenderá a los peregrinos que acudan al Monasterio de Santo Toribio con motivo del Jubilar Lebaniego.

Fuente: El Diario Montañes 29/19/2005