Fecha de publicación: 12/01/2006

Comienza la construcción de la central hidroeléctrica

ZONA. En la imagen se pueden ver las pistas que se están construyendo para acceder a lo que será la central eléctrica. / P. G. B.

Suministrará a Liébana y los vecinos de Dobres y Bárago tendrán preferencia para trabajar en las instalaciones. Fuente: El diario Montañes
Las obras de la central hidroeléctrica que suministrará a la comarca de Liébana ya han comenzado. Tras haber firmado un más que propicio contrato con las juntas vecinales de Dobres y Bárago, los trabajos de apertura de los accesos hacia la que será la nueva planta hidroeléctrica ya se están ejecutando. La entidad Sociedad Eléctrica del Río Frío S L es la actual titular de una concesión del aprovechamiento hidroeléctrico del río que da nombre a la central. Situada en Bárago, en el municipio de Vega de Liébana, y ocupando tierras de las localidades de Dobres y Cucayo, la central pasará a tomar el relevo de una anterior de la que tan sólo quedan hoy algunas piedras.

La concesión, otorgada por la Confederación Hidrográfica del Norte, data de octubre de 1990 y fue modificada en noviembre de 2004. La obra se ejecutará sobre más de 45.000 metros cuadrados de monte de utilidad pública y más de 11.000 metros propiedad de la Junta Vecinal de Dobres, que se destinarán como emplazamiento del depósito de sobrantes de la excavación. Además, la empresa se compromete a restaurar la cobertura vegetal de la superficie afectada una vez terminen las obras. La construcción de la central hidroeléctrica deberán realizarse en un plazo máximo de cinco años y tendrá un coste aproximado de cinco millones de euros. El contrato, que ya ha entrado en vigor, tiene una duración de cuarenta años y podrá ser tácitamente renovado.

Fuente: El diario Montañes

En la firma del mismo, la empresa ha hecho entrega de la suma de 2.000 euros a cada pueblo afectado en concepto de reserva de los terrenos que ocupará.

Un contrato beneficioso

El municipio de Vega de Liébana y más concretamente Bárago y Dobres, los vecinos se verán beneficiados con la construcción de esta central dado que aportará unos importantes beneficios económicos para la zona. Los habitantes de estas localidades no sólo verán incrementadas las arcas municipales sino que la empresa se ha comprometido a ofertarles prioritariamente los puestos de trabajo para el mantenimiento de la central.

Cierto malestar

Pese al firme compromiso que ha hecho la empresa de no privar a lo largo de toda la obra el paso o servidumbre a ninguna finca, se percibe cierto malestar entre los vecinos por su incumplimiento, ya que incluso algunos de ellos aseguran que ya han presentado alguna denuncia.