Fecha de publicación: 18/07/2017

Presentación del libro: Alfonso I y Hermesinda

El Lunes 24 de julio a las 19 h. en el Centro de Estudios Lebaniegos, José Ramón Sainz presentará su último libro en el que hace un recorrido a los XIII siglos de la dinastía Cántabra que surgió del Duque Pedro y Pelayo

El escritor y Doctor en Periodismo, José Ramón Saiz Fernández, ha sacado a la luz su nueva obra ¿continuidad de El Ducado de Cantabria¿ con el título Alfonso I y Hermesinda que coincide con el 73º Año Jubilar Lebaniego. Con el sumario "XIII siglos de la Dinastía de Cantabria que surgió del Duque Pedro y de Pelayo" parte de la afirmación que hiciera en una de sus obras el historiador, archivero, arqueólogo, filólogo y bibliotecario Bernardino Martín Minguez, que nacido en la provincia de Palencia en 1849, falleció en el discurrir del siglo XX: "Liébana, esta glorísima región, fue la primera en alzarse contra los mahometanos.  El primer grito de independencia, dado entonces, a Liébana pertenecía. Pelayo había nacido allí y estaba en aquellas riscosas montañas".

 En este trabajo editorial de Ediciones Los Cántabros, se da cuenta del matrimonio de Alfonso ¿hijo del duque Pedro de Cantabria- con Hermesinda ¿hija de don Pelayo-, con el fin de sumar fuerzas para combatir al invasor. Alfonso I el Católico que reinó entre 739 y 757, amplió las fronteras y como gran guerrero hizo frente a los árabes. Hermesinda, nacida en Cosgaya, fue hija del rey Pelayo, hermana del rey Favila, madre de Fruela I, tía de los monarcas Aurelio y Vermudo, suegra de Silo, madrastra de Mauregato y abuela de Alfonso II el Casto, el gran rey de la Reconquista que trasladó la capital a Oviedo después de que se estableciera la corte en Cangas de Onís, territorio de la Cantabri antigua, y Pravia.  El filósofo Gustavo Bueno (1924-2016) afirmó que "más Alfonso no solo aportó su noble estirpe, sino también su espada", además de destacar que el duque Pedro, con sus hijos Alfonso y Fruela, "fue tronco de reyes", en línea con el informe de la Real Academia de Historia de 1916 que afirma que la Monarquía surgió en la indómita Cantabria.